5 Claves Para Despertar A Tu Diosa Interna

Seguro se preguntarán ¿qué es Despertar a la Diosa interna? Les explico. Es conectar con nuestro lado femenino divino; algo vital para sentirnos bien con nosotras mismas y estar llenas de energía. Suena muy fácil pero la realidad es que es un trabajo de todos los días. Ahora que vivimos en un mundo con mucho ruido, me parece super importante realizar rituales que transformen nuestra relación con nosotras y despierten a nuestra Diosa, para así estar enfocadas en nuevas metas. Últimamente he estado viendo los rituales como una forma de organización y madurez. Iniciar un ritual requiere practica y constancia. Mientras más lo hagas, más "inconscientemente" lo haces. Por eso recomiendo iniciar con 1 o 2 al día...ya sea estos que voy a mencionar  más abajo o el simple hecho de tomar un jugo o smoothie verde todos los días.

Te comparto estas 5 sencillas prácticas que puedes convertir en ritual y agregar a tus rutinas, para que la Diosa siempre esté despierta en ti.

5 Rituales para despertar a tu Diosa interna

  1. Usa aceites esenciales: Los aceites esenciales tienen la capacidad de re-establecer nuestra armonía y balance interno, pueden incrementar la sensualidad y también inducen sensación de calma. Entre los mejores para estos efectos están el aceite de geranio, sándalo, pachulí, jazmín y lavanda. Hazlo ritual: aplica el aceite siempre en los mismos puntos del cuerpo o a la misma hora, piensa en una intención, escucha una canción que te agrade mientras lo haces, etc. Repite: "Soy suficiente, soy sensual."
  1. Come alimentos afrodisíacos: El gran secreto de los alimentos afrodisíacos es que promueven el flujo sanguíneo, equilibran las hormonas y producen una sensación de relajación. Esa mezcla hace que nuestra líbido aumente y nos sintamos más sensuales, y por tanto, más en conexión con nuestra divinidad. Entre los alimentos afrodisíacos están: la canela, el cacao, la miel, los higos, el aguacate, las almendras y el cambur (banana). Repite: "Amo mi cuerpo y por eso lo lleno de nutrientes, vitaminas y minerales."
  1. Conecta con la Tierra: Puedes conectar con la Tierra al pasar tiempo con ella; sembrando plantas, cuidando tu jardín, caminando descalza, etc. La tierra purifica nuestras energías y nos llena de las suyas. Este tipo de ritual además te ayuda a “poner los pies en la tierra”, es decir, estar grounded, enfocada en manifestar terrenalmente tus deseos y metas. Repite: "Voy a dejar mi ego a un lado y conectar con la tierra."
  2. Permanece abierta a Recibir: Parte de la energía femenina de nuestra Diosa interna consiste en ser receptivas. Cuando estamos receptivas, fluimos mejor. Es lo contrario a poner un muro de resistencia y dureza. Por supuesto que hay que tener cuidado con lo que dejamos entrar a nuestras vidas, pero cuando alguien te ofrezca un cumplido, ayuda o un regalo, recíbelo y agradece. Mientras más nos permitimos recibir, mejores cosas vienen y más tenemos para dar. Repite: "Estoy abierta para recibir salud, dinero, ayuda y amor."
  1. Practica el amor propio: Ya hemos escuchado y leído mucho sobre el amor propio, pero es que nunca está demás recordar su importancia. ¿Te imaginas a alguna Diosa de la antigüedad odiando su cuerpo o a si misma? ¡No! Trátate con el amor, respeto y reverencia que mereces y que le das a otros. Puedes empezar por regalarte flores, dedicar tiempo a algo que deseas hacer o a tu cuidado personal, etc. Repite "Yo soy amor."

No trates de hacer todo al mismo tiempo. Poco a poco... Perdónate y fluye. ¿Quieres abrirte más a la idea de ser una Diosa? Te recomiendo el libro Las Diosas no Envejecen

xoxo Gi

Artículos Relacionados